Unidad y organización para acompañar el Paro General


No somos ajenos a la realidad de un pueblo que está sufriendo las consecuencias de una devaluación, que siente día día la inflación, somos parte de los que nos identificamos con los docentes que defendieron su dignidad defendiendo su sueldo y ganaron una lucha con el apoyo de gran parte de la población. El Paro del 10 de Abril es el segundo Paro General convocado por las principales centrales sindicales del país en los once años de gobiernos kirchneristas, se desarrolla en un momento delicado de la economía nacional donde el kirchnerismo para estabilizar la situación económica empezó aplicar parte de la agenda de la derecha y hacer lo que gran parte de las grandes corporaciones pedían hace tiempo. Lejos de los intereses populares está la vuelta a los organismos internacionales de crédito con el fin de atraer financiamiento externo que propone el gobierno. Creemos indiscutible que hay un fin de ciclo en el país y que se ha tendido a dar mayores concesiones a los sectores concentrados, devaluación mediante, a pesar de paliativos insuficientes como el Plan Progresar o Precios Cuidados. Sabemos que no alcanza con una resistencia para defender lo que tenemos o una denuncia vacía sobre el ajuste, nuestro compromiso es por avanzar en una salida popular ante el actual escenario. Desde el protagonismo del pueblo queremos aportar a un proyecto emancipador que pueda unir a sectores del campo popular que permanecieron divididos durante la última década, porque esa es la única forma de avanzar en un proceso de transformación profunda de la Argentina.

¿Cual es el desafío de los estudiantes en esta coyuntura?

No podemos dejar de lado las complejidades de la situación política, el próximo jueves, tres de las centrales sindicales (CGT Moyano, CGT Azul y Blanca, CTA Micheli) convocan a un cese de actividades en todo el país en contra del ajuste, del hambre y de la inflación. Se trata de una convocatoria hecha “desde arriba” y sin participación activa de las bases, tanto en su propuesta como en su ejecución de “paro dominguero”. El protagonismo que han tomado incluso miembros de la más corrompida burocracia sindical (sobre todo el impresentable traidor de Luis Barrionuevo) desprestigia la justa lucha que se va generando al interior de la clase trabajadora en un marco económico de deterioro de los indicadores sociales. Sectores de la derecha política, aunque solapadamente y desmarcándose, especulan con que el paro los favorezca, debilitando a un Gobierno Nacional que, por su parte, en el tiempo reciente no ha dudado en especular también: con la estabilidad laboral de miles de compañeros/as, el deterioro de nuestro salario y condiciones de vida. Así al innegable fortalecimiento de las opciones de recambio “por derecha” al kirchnerismo, el propio oficialismo les da espaldarazos todos los días con medidas y discursos retrógrados, que desprestigian la situación material de la clase trabajadora, sus métodos de lucha y reclamos.
Creemos sin embargo que en una situación política de estas características es necesario un profundo debate de la juventud y del movimiento estudiantil organizado, no podemos en un momento como este quedar encerrados y ver pasar la historia como lamentablemente pasó en otros momentos históricos. En este sentido es importante poder pensar en un movimiento estudiantil que es hoy en su mayoría parte de la clase trabajadora. Gran parte de quienes estudiamos en la uba hoy, trabajamos y lo hacemos en condiciones de precariedad como la mayor parte de la población joven en Argentina. Es decir que se trata de acompañar y adherir demandas que también son sentidas por el movimiento estudiantil. Es el momento de que irrumpa en la escena política argentina la pelea de los sectores populares por mantener niveles de vida dignos, como hicieron los docentes bonaerenses torciendo el brazo del gobierno de la Provincia de Buenos Aires. Debemos enfrentar al fortalecimiento de la agenda de la derecha, que se expresa en el debate de los linchamientos, la emergencia represiva de Scioli y la respuesta reaccionaria ante el debate del código penal que nos ofrece el massismo fogoneado por los medios hegemónicos de comunicación.
Dentro de las fuerzas políticas de izquierda existe un debate abierto sobre cómo intervenir en el Paro, en ese sentido nuestra reflexión tiene que ver con rescatar la importancia de la unidad en acción para una coyuntura como esta. Es momento de dejar las disputas menores de lado, lo que permitió ganar a los docentes fue la construcción de un movimiento amplio compuesto por distintos sectores, impulsar de cara este paro medidas aisladas, sectarias y sin confluir con los sectores en lucha, solo aportan a convertir al movimiento estudiantil en un actor decorativo en la coyuntura nacional. Y sostenemos la confluencia necesaria con nuestros docentes, los docentes universitarios se encuentran en lucha y se lleva adelante por estos días un paro. La CONADU HISTÓRICA donde está nucleada la AGD-UBA está reclamando que se convoque en forma inmediata a la Mesa de negociación salarial. Reclama la inmediata apertura de la paritaria salarial, el no al congelamiento salarial hasta julio de 2014 y la derogación del impuesto a las ganancias sobre los salarios y de los topes a las Asignaciones Familiares.

Esta coyuntura tiene que servir para redoblar nuestros esfuerzos por la lucha para que nadie se queda afuera de la Universidad, por el acceso y la permanencia, por la defensa de la educación pública, levantando la bandera de un movimiento estudiantil que con sus propias reivindicaciones confluye con el pueblo organizado, sin verdades reveladas, sólo con la brújula de que nuestra fortaleza es cuando la bronca se convierte en organización y cuando la fuerza se traduce en unidad.

La Mella – Presidencia FUBA

Flyer12