Fuera los jueces Piombo y Sal Llargués de la UBA


Llargues-Piombo_CLAIMA20150518_0075_28

Hacemos público nuestro completo rechazo y repudio al nuevo fallo de la Sala Primera del Tribunal de Casación Penal de la Provincia de Buenos Aires, donde los jueces Benjamín Ramón Sal Llargués, y Horacio Daniel Piombo, bajo la presidencia del primero, resuelven reducir la pena a un hombre que abusó sexualmente de un niño de 6 años, por considerar que la víctima al ser homosexual, ya estaba acostumbrado a vivir y experimentar situaciones de abuso en su casa, lo cual hace que esto no sea una causa con agravante.

El criterio sostenido en esta sentencia es violatoria de la Convención de Derechos del Niño en particular y, en términos generales, de los Pactos Internacionales de Derechos Humanos que, en nuestro país, tienen jerarquía constitucional desde el año 1994. Además de ser un fallo claramente con discriminación de clase, heteronormativo, estigmatizante, homofóbico y que legitima delitos aberrantes.

Estos dos mismos jueces, ya hicieron un fallo similar en 2011, donde absolvieron a Domingo Francisco Avalos (quien abusó sexualmente de dos niñas) argumentando que las menores pertenecen a una clase social que acepta las relaciones sexuales a temprana edad y que, además, libremente habrían prestado su consentimiento.

Sumado a esto, el mismo Piombo, fue juez en la última dictadura cívico – militar. Inclusive en los juicios que se llevaron adelante del CCD La Cacha, y de la Unidad N°9 de La Plata se pidió que se investigue la responsabilidad.

Estos dos jueces, hoy son docentes de la Universidad de Buenos Aires en la Facultad de Derecho. Piombo es docente de la en Maestría en Derecho Internacional Privado y Sal Llargúes es Profesor Regular Adjunto en la materia “Elementos de Derecho Penal y Procesal Penal” y de la materia “Teoría del Delito”.

Como estudiantes de esta casa de estudios no podemos permitir que personas que toman decisiones como esta, que expresan sin tapujos sus ideas totalmente retrógradas, reaccionarias y contrarias a los derechos de los sectores populares; que siguen legitimando delitos de abuso sexual y perpetuando la estructura patriarcal del sistema judicial, estén dando clases en nuestra Universidad. Lo rechazamos con contundencia, porque no queremos docentes como estos en una Universidad Pública. No los queremos.

Hacemos explícito el pedido de Juicio Académico y el desplazamiento tanto de Piombo como de Llargués de sus cargos en la Universidad al igual que lo está haciendo la Federación Universitaria de La Plata y varios Centros de Estudiantes en la Universidad de Mar del Plata, donde el contrato de Piombo ya ha sido rescindido. Pedimos también el repudio por parte de la Universidad no sólo desde su pronunciamiento sino también haciendo efectivo estos pedidos.

 

Contacto de prensa:

Adrián Lutvak, Presidente de la Federación Universitaria de Buenos Aires (FUBA) 15-5629-5756