Balance Elecciones UBA: El final es donde partí. Unidad para defender la FUBA.


Con Agronomía finalizan las elecciones de las trece facultades de la UBA. El escenario que nos dejan estos comicios merece un balance de los avances y retrocesos que nos permita encarar las tareas que quedaron planteadas.

En nuestra declaración luego de las primeras cinco elecciones decíamos que “no se puede tapar el sol” refiriéndonos al avance electoral de la Franja Morada/ Nuevo Espacio y aliados. La última tanda de elecciones, donde los únicos cambios de conducción fueron los triunfos que conquistó La Mella en Exactas y en Ingeniería, no nublan nuestra mirada del panorama más general que se presenta en la Universidad.

El movimiento estudiantil combativo tiene hoy un enorme desafío en el marco de esta nueva etapa que se abrió con la llegada de Barbieri al rectorado.
Entendemos que hay dos datos a destacar:

  • Por un lado, se registró un importante crecimiento de Franja Morada/Nuevo Espacio, que aunque no se hizo con nuevas conducciones de centros de estudiantes, logró un avance generalizado, destacándose los casos de Cs. Médicas y de Psicología. Lo mismo con respecto a algunos de sus aliados, como el PRO, que hizo importantes elecciones en varias facultades. El crecimiento de Nuevo Espacio y el PRO tiene que entenderse en el marco de un contexto nacional e incluso regional donde una derecha “moderna” de “gestión” toma cada vez más fuerza. Al mismo tiempo tenemos en este resultado una clara expresión de la política que se dio el rectorado de avanzar a través de las gestiones alineadas sobre los gremios estudiantiles. Vienen por la FUBA, principal oposición a Barbieri y su política de Universidad Shopping.
  • En el terreno de la izquierda, se ha dado una reconfiguración a partir de la recuperación del CECEN por parte del FEM! y la victoria en Ingeniería por parte de La Mella + Cauce. Tal como planteamos hace un año, ni al momento de presidir cuatro centros de estudiantes nos creíamos portadores de la verdad revelada, ni la derrota sufrida implicaba la anulación de nuestra política, o la desaparición de nuestro proyecto. Creemos que algunos confunden sus deseos con caracterizaciones.
    El que La Mella se haya alzado con estas victorias confirma, en todo caso, la vigencia de un debate al interior del bloque de izquierda estudiantil sobre el modelo de gremialidad a construir para luchar y también para ganar, niega la idea que haya una sola izquierda en la UBA.

Es así como queda planteado un escenario de disputa para la continuidad de una Federación independiente del rectorado, entre el autodenominado “bloque reformista” comandado por la Franja Morada/Nuevo Espacio y el bloque de izquierda e independientes que actualmente conduce la FUBA.

En este contexto desde La Mella hemos apostado durante estas elecciones a fortalecer una política unitaria para frenar el avance de los sectores que representan la mercantilización de la educación. Reivindicamos nuestra vocación de combatir el sectarismo y poner por sobre cualquier purismo o mezquindad la unidad para defender una federación independiente.

Defendemos a la Federación que enfrenta este sistema antidemocrático ante ese circo que llamaron Asamblea Universitaria, que denunció la imposición de Richarte, ex número 2 de la SIDE de De La Rúa como vicerrector, que defiende la educación pública exigiendo más presupuesto en rechazo a la LES y la CONEAU y que acompañó cada una de las luchas de nuestro pueblo.

En momentos en los que las clases dominantes han consensuado su programa para los próximos años y se debate cuál de los candidatos conservadores será quien lo aplique, debemos redoblar nuestros esfuerzos para fortalecer la construcción de un movimiento estudiantil que, fortaleciendo la unidad, sea protagonista junto a otros sectores del pueblo argentino de las luchas que se avecinan.